Cirugía percutánea de pie, es el nombre científico con el que se le conoce a la operación de juanetes.

Ahora bien, hablando de cómo es una operación de juanetes en Clínica Dr. Pies, el primer punto del que debes estar consciente es que no es considerada una cirugía menor, esto debido a que se realiza a través de mínimas incisiones, mediante las cuales se efectúan técnicas quirúrgicas mayores que inclusive pueden ser muy agresivas.

No se trata de una cirugía menor, debe ser realizada por cirujanos expertos

No sólo en cuanto a la preparación del paciente se refiere, sino también al momento de extremar las medidas de esterilidad.

Sobre cómo es una operación de juanetes en Clínica Dr. Pies, debes saber que en nuestro centro hospitalario contamos con quirófanos, unidad de reanimación y personal sanitario capacitado, todos ellos recursos necesarios para llevar a cabo de manera exitosa una cirugía percutánea del pie, y evitar cualquier tipo de complicación.

Cirugia-percutanea-de-pie-es-el-nombre-cientifico-con-el-que-se-le-conoce-a-la-operacion-de-juanetesPara este procedimiento se utiliza anestesia local en prácticamente todos los casos, abarcando desde el tobillo hasta el pie en sí.

Al tratarse de una cirugía ambulatoria, al finalizar la intervención se procede a colocarle al paciente un zapato post-quirúrgico para caminar con él una vez que abandone el quirófano. La primera revisión suele llevarse a cabo una semana más tarde, y su fin es la remoción de los puntos.

Sobre el vendaje, se le debe indicar al paciente la forma de colocar uno nuevo, ya que deberá estarlo cambiando una vez al día después de su aseo personal durante al menos un par de semanas. En todo este tiempo usará el zapato post-quirúrgico y ya que haya pasado un mes, podrá usar su calzado normal de forma progresiva.

Pero y entonces, ¿hasta cuándo podrá el paciente volver a trabajar, conducir y realizar sus actividades cotidianas?

Su incorporación a la vida diaria puede ser tan pronto como desde el mismo día de la cirugía, siempre y cuando se trate de actividades que no necesitan de un esfuerzo importante o permanecer parado por largos períodos de tiempo.

Conducir un automóvil es algo que no podrá hacer hasta que deje de utilizar el zapato quirúrgico. En cuanto a actividades deportivas, puede retomarlas tras 2 o 3 semanas de la intervención, y evitar ejercicios de saltos y rebote por un par de meses.

Anímate, y deshazte ya de esos molestos juanetes de una vez por todas.