Aunque es bien conocido que la diabetes es una enfermedad crónica que suele traer consigo múltiples complicaciones, es importante tener presente que si es bien cuidada, no debería terminar perjudicando demasiado la calidad de vida de las personas.

Uno de los temores más grandes al conocer que se tiene diabetes es el de la amputación de una extremidad, pues es muy común relacionar esta enfermedad con la pérdida de una pierna, la cual comienza con la aparición del llamado “pie diabético”, padecimiento que es fácilmente tratable si se acude a un especialista, como los que forman parte de la clínica de Dr Pies.

Uno-de-los-temores-mas-grandes-al-conocer-que-se-tiene-diabetes-es-el-de-la-amputacion-de-una-extremidadPor ello en esta ocasión vamos a detallar cómo evitar el pie diabético y las complicaciones que trae consigo.

En la mayoría de los casos puede evitarse si se utilizan zapatos cómodos y se tiene un buen cuidado y una higiene adecuada.

  1. Diariamente, lavar con agua templada (entre 30 y 37 grados centígrados) y de manera cuidadosa tus pies, usando jabón neutro. Se recomienda no dejarlos dentro del agua por más de 5 minutos
  2. Es necesario lavar todo el pie, incluyendo las áreas debajo del mismo así como entre los dedos
  3. Al terminar, secar bien los pies, incluyendo en el medio de cada dedo, cuidando de no presionarlos demasiado
  4. Hidratarlos constantemente usando crema lubricante o algún aceite, masajeándolos ligeramente tanto en la planta del pie, como en el dorso y hasta la rodilla
  5. Para el cortado de las uñas lo más recomendable es recurrir con un podiatra certificado

El corte de las uñas debe llevarse a cabo de manera horizontal, y de preferencia al poco tiempo después del baño, ya que es cuando se encuentran más blandas.

Independientemente de seguir esta serie de recomendaciones acerca de cómo evitar el pie diabético, es necesario que al finalizar con el lavado de los pies los examines de manera detallada, esto en algún lugar donde puedas contar con una buena iluminación y de preferencia estar sentado.

Así mismo, la Asociación Mexicana de Quiropedistas y Podiatras señala que las personas con diabetes más propensas a la aparición del pie diabético son quienes fuman, pierden sensibilidad en los pies, cuentan con problemas para regular su glucosa, o aquellos que ven limitada su movilidad a causa de alguna deformación ósea.