Antes de explicar la diferencia entre podiatra y podólogo, es importante conocer a qué se refieren o de donde vienen ambos términos.

Por definición, la podología o podiatría es la rama de la Medicina que se encarga del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de los pies. La palabra podología viene del griego podo, que significa pie y logos, que quiere decir estudio. En su conjunto, la podología es el estudio del pie.

Centrándonos ahora sí en la diferencia entre podiatra y podólogo, el primero, también conocido como doctor especialista en medicina podiatra, es el profesional de la salud cuya responsabilidad es el exámen, el diagnóstico, la prevención, y proveer tratamientos para los problemas del pie y el tobillo, además de brindar asesoría en el cuidado tanto de las condiciones físicas del pie como de sus funciones.

El-podologo-es-el-profesional-encargado-de-la-prevencion-el-diagnostico-y-el-tratamiento-de-cualquier-tipo-de-problema-relacionado-con-los-piesEs decir, el podiatra es aquella persona que estudia medicina del pie, para lo cual acude a la universidad donde recibe entrenamiento especializado tanto en pie como en cirugía de pie. En México, los podiatras que existen son muy pocos debido en buena medida a que son pocas las instituciones que ofrecen la especialidad de podiatría como tal.

Por otro lado, cuando se habla de un podólogo puede tratarse de una persona con carrera o no. Centrándonos en los que sí cuentan con una carrera, el podólogo y el podiatra cuentan con distintos planes de estudios y perfiles, estando ambos capacitados para actuar en un amplio campo de acción, pero la manera más rápida de separar uno de otro es el siguiente: El podólogo se encarga de la prevención y el cuidado, mientras que el podiatra esta capacitado para currar, corregir y operar en cualquier enfermedad y afección de los pies, como pie diabético, juanetes, malformaciones.

Como se mencionó previamente, existen diferencias en los ámbitos de la formación y la actuación profesional, por lo que a nivel internacional la podología y podiatría se divide en dos grandes grupos.

Dentro del primer grupo aparecen quienes cuentan con el grado universitario en podología: los Licenciados en Podología. En México y América Latina, a diferencia de países como Estados Unidos y España, es hasta 2010 cuando se crea la especialidad médica en podiatría, contando con el aval de tanto de instituciones educativas como de salud.

En el segundo grupo se encuentran las personas con tecnicatura en podología y otros estudios no universitarios, siendo una rama de la terapéutica sanitaria en la cual no es posible llevar a cabo ni una cirugía ni prescribir medicamentos.