En lugar de preocuparte por encontrar cuáles son las mejores plantillas ortopédicas, lo más recomendable cuando se tiene un problema ya sea en los pies o con la forma de caminar, es buscar las plantillas que sean apropiadas para dar solución a tu problema.

El objetivo de las plantillas ortopédicas es funcionar como auxiliares en el tratamiento prescrito por un podólogo profesional, esto para corregir cualquiera que sea el problema estructural que el paciente tenga en esta extremidad.

Para conseguir un mejor resultado éstas son fabricadas sobre pedido, es decir, se construyen una vez que se conoce la medida exacta del pie del paciente, con el fin de que pueda ajustarse de manera perfecta a la forma del pie y que realmente sirva de ayuda el uso de la plantilla.

El-objetivo-de-las-plantillas-ortopedicas-es-funcionar-como-auxiliares-en-el-tratamiento-prescrito-por-un-podologo-profesionalEs común pensar que las plantillas ortopédicas son de un solo estilo o con un único objetivo.

Son varios los tipos que existen, y una forma de clasificarlas es de acuerdo a su función:

  • Plantillas correctoras: son aquellos que se recomiendan cuando el problema a solucionar es un desequilibrio del pie. Su moldeado debe ser prácticamente perfecto, ya que de no ser el caso podrían terminar agravando la situación al incrementar tanto el desequilibrio original como el dolor. Para obtener un mejor resultado, la baropodometría resulta indispensable.
  • Plantillas compensadoras: Como su nombre bien lo sugiere, son empleadas para lograr una mayor compensación del pie afectado, además de un mejor equilibrio en general.
  • Plantillas de apoyo: Su función es la de servir como un remedio temporal cuando el problema es el desequilibrio.

Pero y entonces, ¿cuál es la plantilla qué necesitas? Esa es una pregunta que sólo te la podrá responder con certeza un médico podiatra profesional, quien para determinarlo primeramente debe programar un examen de presiones plantares.

El uso de una de estas plantillas ayuda a la corrección de diversos problemas, como lo son la aparición de los conocidos juanetes o el igualmente común pie plano, así como el pie cavo, pie pronador, pie supinador, la metatarsalgia y la fascitis plantar, por mencionar solo los más comunes.

Si ya has identificado alguna de estas condiciones ya sea en ti mismo o en algún familiar, o simplemente quieres saber con exactitud cuál es la salud de tus pies, la gran ventaja de acudir con los profesionales de Dr. Pies es que no sólo podrás asegurarte de tu situación, sino que también sabrás cuáles son las mejores plantillas ortopédicas para tus pies y de paso, podrás adquirir la que necesites aquí mismo en nuestras instalaciones, todo en un mismo lugar.